noticias juego vikings wolves of midgard

Vikings : Wolves of Midgard es el juego de Games Farm que nos traslada a la mitología nórdica desde una perspectiva cenital. En él encarnaremos a una heroína o un héroe del clan de los lobos el cual se deberá enfrentar a las hordas de Jotun y sus gigantes.

Nada más jugar nos viene a la mente uno de los juegos más conocidos de este género: “Diablo”, pero aunque sí bebe mucho de él,  Vikings: Wolves of Midgard se sabe apartar en muchos aspectos ofreciendo novedades interesantes.

Historia

Vikings 3Los Jotan están tramando una venganza contra los dioses de Asgard  preparando un ejército con gigantes de fuego y escarcha. Es entonces cuando el clan de los Ulfung, los cuales han perdido su aldea por culpa de estos gigantes, deciden plantarles cara y salvar Midgard de la aniquilación completa.

En el juego encarnaremos a un poderoso guerrero o una valiente escudera que tendrán que reconstruir su aldea y luchar por la supervivencia en el Ragnarok. Los reinos de Midgard, Niflheim  y Valheim están ahora infestados de criaturas feroces a las que habrá que hacer frente afilando nuestras armas y encomendándonos a dioses como Thor o Loki.

La historia es fácil de seguir y de entender y no es su punto fuerte, pero cuenta con algunos detalles interesantes. Es cierto que no llegaremos a empatizar con lo que se nos cuenta en ella, no obstante funciona de una manera correcta.

Jugabilidad y apartado técnico

Lo primero que debemos hacer en Vikings: Wolves of Midgard es crear a nuestro personaje. La personalización es algo escasa en opciones solo: corte, color de pelo, tatuajes… (Aun así se agradece el detalle de poder cambiar a nuestro protagonista).

También elegimos su clase entre tres alternativas y la deidad a la que rendimos culto; esto nos sirve para poder tener acceso a distintos bonus pasivos o activos.

Tras una brevísima secuencia de introducción se nos sitúa ya directamente en el campo de batalla frente a las primeras bestias. Sus controles en PC son muy sencillos: usamos el ratón para movernos y atacar; la barra de espacio o las teclas ASWD para rodar, tabulador para curarnos, los números del 1 al 5 para las habilidades y la T para la habilidad especial.

Un dato importante es que al jugar con teclado y ratón el manejo del personaje no acaba de ser tan exacto como debería, pero en cambio, sí usamos un mando la cosa se suaviza. (Además de que, a mi parecer, es más divertido ya que todos los botones ofrecen una acción diferente y así la jugabilidad es más agresiva.

Contamos con una amplia variedad de armas tales como escudos, espadas, hachas, arcos, báculos…etc. Los cuales podemos mejorar y cambiar antes de cada misión e incluso en mitad del combate. También cuenta con varias armaduras (ligera, pesada y media). Estas se pueden mejorar, aunque no siempre con oro si no que se nos puede pedir recursos como hierro o madera; para ello debemos farmear en las misiones.

Vikings 4Los enemigos van dejando caer esferas de sangre al morir; al recoger éstas vamos obteniendo puntos de experiencia que podremos gastar en los altares (también se pueden mejorar) que encontraremos a lo largo del juego para acceder a la clásica subida de niveles. Además, disponemos de totems de curación de usos limitados que funcionan a modo de habilidad y que se recargan en los altares de curación.

Al subir de nivel obtenemos puntos de dones los cuales podemos gastar en la sección de “dones” del inventario. Podemos elegir entre 5 dioses (Thor, Odin, Tyr, Loki y Skathi) cada uno con habilidades diferentes según las armas que queramos usar en el juego. A medida que luchamos también nos sube la barra de “rabia vikinga”, que una vez llena desata una habilidad con la que hacemos más daño hasta que se agote.

Vikings 2

A lo largo del juego realizaremos numerosas misiones con mecánicas muy repetidas y salvo el “jefe final”, al que nos enfrentamos al finalizarlas, no suponen un reto muy grande, pero no todo es malo; el juego cuenta con una mecánica muy interesante “la exposición” (frio, calor, veneno, etc.) la cual va rellenando una barra debajo de la salud que si se completa morimos. Esto hace que, por ejemplo, en la exposición al frio debamos buscar hogueras para reducir esta barra. (Esto, que parece sencillo, hace que cambie nuestra situación al jugar y nos obliga a crear estrategias)

 

Requisitos

MÍNIMO
  • SO: Windows 7/8/10 64Bit
  • Procesador: Intel Compatible 2.1 GHz Dual Core
  • Memoria:4 GB de RAM
  • Gráficos:GTX460 2GB o compatible
  • Almacenamiento: 10 GB de espacio disponible
RECOMENDADOS
  • SO:Windows 7/8/10 64Bit
  • Procesador: Intel Core i7 o mejor
  • Memoria:  8 GB de RAM
  • Gráficos: NVIDIA GeForce GTX 970 o mejor
  • Almacenamiento: 10 GB de espacio disponible

Conclusión

Vikings: Wolves of Midgard deja un sabor un tanto agridulce, ya que por un lado, su ambientación, combates, música y sobre todo el sistema de exposición hacen que sea un juego muy frenético y divertido y por otro lado, las misiones repetitivas y la historia pueden ser un obstáculo para algunos puesto que, en comparación con otros títulos, sí se queda algo corto, el juego viene con textos en español pero la traducción en algunas partes no es muy exacta.

Si estáis dispuestos a pasar por alto estos pequeños altibajos este Vikings: Wolves of Midgard puede ser una buena manera de pasar el rato y disfrutar de un buen juego de temática vikinga.

Deja una respuesta

Cargando…

0