in , ,

Cuando se unen dos grandes ocurre esto, nace Total War: Warhammer

Magia y estrategia en el juego rey de las grandes batallas.

La serie Total War siempre había sido (lo sigue siendo claro) una saga muy equilibrada de entre los juegos de estrategia, particularmente dedicada al realismo histórico. Durante las campañas (que se pueden jugar ya sea solo o con otros amigos) podrás refinar tu arte de gobernar, la tecnología de la investigación, y gestionar la economía para mantener a tus ejércitos bien abastecidos. Todo esto tiene lugar en un continente con un mapa político que detalla perfectamente las fronteras, los puntos de referencia importantes o los destacamentos de tropas. En cuanto a las batallas, aquí, podremos gestionar el movimiento y el uso de tácticas de batalla para dejar a nuestros enemigos K.O. Nuestras decisiones y posición política durante el juego tendrán efectos importantes sobre los tipos de tropas y suministros que podremos necesitar en el campo de batalla.

Warhammer, sin embargo, siempre ha sido un juego de mesa de ambiente fantástico, que se enfoca totalmente a la vertiente táctica. Durante más de 30 años, ha sido uno de los juegos de fantasía más populares en todo el mundo, con una rica tradición de vibrantes torneos para su versión de juego de mesa con miniaturas. Mezclar Total War con Warhammer en su momento planteó muchas preguntas acerca de, cómo la dedicación demostrada por Creative Assembly con el detalle histórico trabajaría junto con vampiros, demonios o magos. Sin embargo, el resultado es un espectáculo para la vista. Si habían dudas, han quedado desvanecidas totalmente. El resultado, no es solo una de las adaptaciones más fieles de la mitología de Warhammer, si no que también es de lejos el mejor Total War que se ha creado nunca (hasta la fecha, espero hayan más total wars increíbles). Ahora parece que, Total War y Warhammer su destino era unirse para crear algo grande. Algo parecido a Son Goku y la fusión de héroes, pero con un videojuego.

Esto es, en gran parte, debido a la unión natural de Warhammer como escenario y un juego como Total War como modo de funcionamiento. Mientras que por un lado tenemos a los movimientos de tropas y formaciones, que siempre han sido una parte esencial de Total War, y que siempre fue jugada por facciones humanas. Ahora podemos luchar con ejércitos de Orcos, Enanos, Elfos o Vampiros… por no alargar más la lista. Este elemento fantástico fundamental en la historia de Warhammer combinado con el mejor sistema estratégico, ha revolucionado el género. Sí ya era una gozada ver a los guerreros celtas de élite como se enfrentaban a las legiones del César, Imagínate ahora con dragones, magos y hechiceros, más las máquinas de guerra y las variopintas tropas del universo warhammer.

Warhammer te sacude por todas partes, con la añadidura de grandes cañones, apariciones fantasmales, monstruos y hechizos poderosos en el campo de batalla, la cantidad de tiempo que necesitarás para aprender todo lo que puedes hacer sobre el campo de batalla es asombroso. Pero vale la pena!.  Pero vale muuucho la pena, lo repito. Las escaramuzas son una ingenioso dictado de ordenes con dos (o más) mentes, compitiendo por el control de la zona. Buscando los puntos débiles, y la mejor forma de explotar los nuevos frentes de ataque. Si te gusta la estrategia, dudo mucho que llegues a cansarte de las batallas de Total War: Warhammer

 

Facciones

Total War: Warhammer es una red de interconexión de decisiones inteligentes. La integración del universo de Warhammer con los sistemas de Total War fue el primero de ellos. Parte de esto que estoy diciendo proviene de la forma distinta de integrar a las principales facciones, las cuales en el pack inicial del juego son:

El Imperio, una fuerza monolítica tipo imperio romano. Están organizados y son tremendamente eficaces. Los pieles verdes surgen del típico prototipo de orcos y goblins clásicos en la fantasía de Warhammer. Tontos, desagradables, y sedientos de sangre, que nos llegan al juego acompañados de una compleja política interna.

Los Condes Vampiro son una verdadera facción de no-muertos. Estos refuerzan sus líneas drenando la vida de los demás y reviven a los muertos de las batallas por las que han pasado y vencido. Pueden inundar el campo de batalla con innumerables guerreros e incluso pueden aumentar más de la mitad en la mitad de un combate. A cambio, sus unidades por lo general se desmoronan. Las tropas de los condes vampiro nunca se quedarán helados por el miedo, sin embargo; en su lugar, se desmoronan por su falta de voluntad de seguir adelante, ya que después de la muerte esta, se desvanece.

Los Enanos son su opuesto, con tropas fuertemente blindadas y armadas. Se alzan como firmes defensores capaces de alzar y mantener, una línea de batalla el tiempo suficiente para que sus enemigos sean despedazados con ametralladoras y fuego de cañón.

Los Orcos, conocidos por todos, son salvajes y sangrientos. Su odio por los enanos es de sobra conocido y de la misma forma que sus bajitos enemigos, estos tienen la peculiaridad de poder viajar bajo tierra mediante túneles construidos por ellos mismos o robados a los protagonistas de «El Hobbit» y disponen de asentamientos que sólo ellos pueden capturar.

Al igual que su homónimo de mesa, Total War: Warhammer equilibra estas fuerzas dispares perfectamente. Cada facción cuenta con un montón de opciones de juego que crean un perfecto engranaje, y además no hay una sola manera correcta de jugar. Cada uno puede aplicar tantas tácticas cómo imaginación disponga, y así aplicar las diversas posibilidades que cada facción proporciona.

Uso de la Magia

Debido a que la mayoría de los personajes que usan la magia son señores y héroes, esto también significa que sus líderes juegan un papel especial en la batalla, tal y como pasaba en el juego de tablero. A menudo pueden manejar batallones enteros por su propia cuenta, y cuando se pierde uno, probablemente estarás más cerca de la pérdida de un reino. Si bien la protección de un señor ya era importante en los juegos anteriores, ahora es de vital importancia, y las maniobras tienden a reflejar eso. Debido a su fuerza, es ventajoso disponer de ellos en o muy cerca de las líneas del frente. Así que te enfrentas a tener que elegir la forma de como proteger al señor y maximizar su potencial sin correr el riesgo de perderlo. Todo en el juego es importante, y cada elección echa tiene su impacto.

 

Las Campañas

Las Campañas arrojan aún más variables en esa mezcla. Al igual que los anteriores juegos de Total War, puedes tomar el mando de un país (en este caso facciones) y el equilibrio de sus estrategias (económico, cultural, etc.) y sus tácticas de batallas (individuales). Aquí las cosas son más intrincadas para llegar a elaborar un golpe maestro.

campaña enanos en total war warhammer

Cada una de las cuatro facciones iniciales del juego (sin contar las introducidas
posteriormente con actualizaciones (es decir Imperio, vampiros, pieles verdes y Enanos) tienen sus propias campañas con grandes batallas, misiones y objetivos a concluir. A diferencia de los anteriores juegos de Total War en la que teníamos un puñado de pequeñas distinciones que diferenciaba cada grupo, aquí ya partimos de la base que las razas son distintas. Los vampiros son

odiados por los vivos (por buenas razones) y tienen una forma dura de usar la diplomacia. Para sobrevivir y permanecer estables, tienen que envenenar y corromper la tierra. Enanos y pieles verdes pueden viajar bajo tierra, y han construido asentamientos que sólo ellos pueden capturar.

El Imperio tiene que ver con la construcción de enlaces diplomáticos estrechos y el trabajo conjunto con las otras naciones de los hombres. En conjunto, cada uno de estos grupos se prepara para la llegada del Caos – una fuerza corruptora que tiene su origen en el mal absoluto que marcha desde el norte. Los Guerreros del Caos tienen algunas de las unidades más poderosas y devastadoras. También difunden su propia fuerza corruptora, que puede, por sí sola, provocar la rebelión y el terror en los imperios de vida y sin vida de igual forma.

Una vez más, cada una de estas piezas trabaja en conjunto y ayuda a la textura de la narrativa general. Al principio, estas carreras empujan su propia orden del día. Pero a medida que el “juego de tronos” avanza y la amenaza crece en el norte, uno puede tratar de unirse con los demás y mantener a raya la inminente invasión. Al mismo tiempo, uno tiene sus propias metas de raza de las cuales también depende la victoria. Por ejemplo, los vampiros (y pongo estos por que son la facción que más me ha gustado) no sólo tienen que ayudar a detener el ataque caótico, sino también tienen que conquistar el Imperio y difundir su vampirismo. A medida que avanza la campaña, uno tendrá que gestionar múltiples conflictos en muchos frentes, y poner sus habilidades a prueba.

En su conjunto,y no hay ninguna que falle, las campañas son brillantes, y somos empujados a tomar riesgos más grandes al ritmo que nuestra facción crece en poderío, a la vez que tenemos de echar mano de nuestra habilidad en la gestión de impuestos y recursos, como hábiles estrategas en los que nos tenemos que convertir. Al igual que en muchos juegos similares, los ejércitos requieren mantenimiento, pero en Total War: Warhammer, muchos de estos son caros. A menudo (según mi experiencia) es más ventajoso pararnos a construir en lugar de salir. Puedes fortalecerte y mantenerte, pero después de un tiempo, tendrás que empezar a empujar a los enemigos. Hacer eso significa llevar soldados lejos de sus principales asentamientos, lo que provoca que tengamos que abrir agujeros en nuestras defensas, que otras razas serán rápidas en explotar. La gestión de los conflictos se convierte en tu preocupación central al acercarte al final del juego, y es una forma estelar de poner a prueba tu dominio de los rasgos clave de tu raza.

Para ir amenizando este largo artículo os dejo esta gameplay de Redode empezando una campaña con el imperio en el juego.

 

Total War: Warhammer es….como lo diría…. una red de interconectada de decisiones, si son inteligentes estarás más cerca de la victoria, si decides sin usar la cabeza, seguramente cuando te des cuenta ya será demasiado tarde.

 

Captura de batalla con los condes vampiro

La integración del universo de Warhammer con los sistemas de batalla de Total War, es fantástico. Las batallas masivas son más difíciles debido a que ahora intervienen elementos como la magia y unidades voladoras, que pueden flanquearnos y romper nuestras líneas de batalla si no estamos atentos. Los nuevos tipos de artillería y diferentes tipos de unidades son de lo más interesante, si as jugado al juego de tablero seguro vas a disfrutar con ellas. Total War: Warhammer también ha incoprorado una actualización masiva a su famosa IA. Donde antes era posible ver un ataque a la carrera de la IA rival,  cuando tenías una fuerte posición defensiva, ahora la CPU empleará maniobras de flanqueo avanzadas, o será capaz de dicidir si usar a la caballería o no, para ayudar a sus defensores en situaciones donde la distancia es clave.

El diseño del apartado sonoro también ha recibido una puesta a punto de lo más interesante. La serie Total War siempre ha tenido excelentes efectos de sonido que ayudan a vender el ambiente de sus batallas – especialmente junto al sistema de cámaras que se acercan hasta el nivel de las tropas. Pero aquí, todo esto es aún más notable debido a los elementos de la fantasía del juego. Sabemos cual es el sonido de una espada romana al golpear un escudo de cuero (Se puede recrear este sonido, en el mundo real), pero ¿qué pasa con las armaduras de los orcos? O con las armas de las monstruosidades de las ordas del conde vampiro, o los demonios que forman las filas de los guerreros del Caos?. En todos estos casos, el choque es sus armaduras con la variedad de armas existentes en el juego, suenan de forma realmente gloriosa.

Todo lo que aquí no se ha mejorado, está muy cerca de ser dominado. Total War siempre ha sido cuestión de equilibrio – entre la estrategia y la táctica, el realismo y el acoplamiento del juego. Los personajes de Warhammer, su historia, y su creatividad se han adaptado de forma perfecta diría, a la forma de funcionar de la saga de estrategia en PC

Aquí tenéis una batalla Imperio Vs Condes vampiro de hugothester, canal que por cierto, si os gusta la estrategia no podéis perderos

Total War: Warhammer, en mi opinión, se acerca a la perfección en cuanto a juegos de estrategia me refiero. Se te pondrá a prueba en todos los frentes y se te pedirá gestionar complejas batallas con resultados inciertos. Cada pieza del sistema está ahí y tienen la capacidad de que si sabes elegir bien, marcará la diferencia. Este juego es un triunfo del diseño de los juegos de estrategia en tiempo real, y el mejor de la serie Total War sin duda.

Si te estás interesado en hacerte con este grandioso juego, el mejor precio lo encontrarás en Instant Gaming, sitio que siempre recomendamos.

¿Lo puntúas? ¿Bien o Mal?

Legend

Escrito por MonsterJuegos

Intentamos traerte las mejores noticias, chafardeos y novedades de los videojuegos y series de TV que molan, así como los mejores trucos y otras cosillas interesantes. Ah! y no se te olvide darnos tu opinión. Nos interesa!

Comments

Deja un comentario

Cargando…

0

Comments

0 comments

Noticias y Gameplays de For Honor

Trailer de lanzamiento de For Honor

Tutorial como configurar tu PC para el Total War: WARHAMMER