in

ME ENCANTA!ME ENCANTA!

HEAVY METAL (1981), la película de animación que no te puedes perder

Más de 1000 dibujantes trabajaron simultáneamente en 5 ciudades diferentes para adaptar el popular cómic para adultos de mismo título.

Una de las películas que me reconforta revisionar de vez en cuando, es este título que fué uno de los que me marcó en mi juventud. Para mi es sin duda una de esas películas que me marco un antes y un después, iniciándome en el fantástico mundo del cómic y cine fantástico de animación. Sobre todo porque es difícil hallar ejemplos cómo este y más si son dirigidos a un público adulto. Estoy hablando de Heavy Metal, un film de animación realizado en el año 1981, donde encontramos a autores tan conocidos cómo Moebius o Dan O’Bannon, y que ahora podemos encontrar en Netflix.

¿Qué es Heavy Metal? historia del film.

En el caso de una película de animación como esta, probablemente sufre un olvido mayor que Cristal Oscuro (el film de Jim Henson donde se utilizaban marionetas), otra gran hito del género que muchos jóvenes desconocen y que también os recomiendo ver, si por alguna extraña razón aún no las as disfrutado. Pero, esta película ocupa un espacio importante en los inicios de las películas de ciencia ficción, en cuanto a la animación se refiere.

Sería conveniente hablaros de cual fue el origen de Heavy Metal, y este fue la fundacion de Metal Hurlant en 1974, una revista de cómic francés de ciencia ficción y terror, un género que se haría muy popular en esa década y en la siguiente, la que para muchos es la auténtica edad de oro de los cómics fantásticos para adultos, y que alcanzó, aparte de países como Francia, a otros como España, algo que desgraciadamente a mi entender y en el panorama actual, ya es agua pasada.

Los fundadores de la revista Metal Hurlant fueron los dibujantes Jean Giraud (más conocido cómo Moebius), Jean Pierre Dionney y Philippe Druillet, los cuales habían constituido poco antes un grupo creativo llamado Humanoides Asociados. Sigo pensado que esta pandilla fumaba algo seguro.

La revista era una miscelánea de diferentes historias de corte fantástico y estas a su vez eran obra de diversos autores, entre los cuales lógicamente publicaban los propios fundadores, pero también otros como Alejandro Jodorowsky, Milo Manara o Serge Clerc, y que resultaban ser de caracter totalmente independiente. En la revista se podía encontrar historias a color y en blanco y negro.

La publicación tuvo un éxito enorme en Europa y gracias a ello llegó a publicarse en Estados Unidos, con la diferencia que allí fue renombrada como Heavy Metal, y se traducían y publicaban las historias originales de la publicación europea, añadiéndose además, otras de autores americanos, siendo coordinada esta versión americana por Fabrice Giger. Llegados a este punto es donde aparece la idea de Heavy Metal, la película.

En esa época abundaban los títulos fantásticos y de animación, y es en ese momento cuando desde la parte americana se animan a crear una versión para el cine con capital estadounidense y canadiense (entre los productores estuvo Ivan Reitman, director de algunos títulos comerciales de los 80 como Cazafantasmas) y con bastantes medios materiales, quedando en manos del director Gerald Potterton la realización. La historia que aparecen en la película se basan en algunas de las historias publicadas por alguno de los autores citados, y otros habituales de la publicación, como Richard Corben o el argentino Juan Gimenez, con una estructura similar a la revista.

Diferentes historias con un nexo común

Como en toda película de episodios, existe un nexo común a través del cual se desarrollan las diferentes historias. En este caso la trama se inicia con un relato del guionista y director Dan O’Bannon que terminaba con el aterrizaje de un coche en el que viaja un astronauta (entendéis ahora cuando decía que estos tipos fumaban algo) que entrega a su hija una especie de esfera de poder. Esta esfera será la encargada de narrar a la niña cinco historias.

La primera de ellas está a cargo de Juan Gimenez, narra una especie de trama detectivesca protagonizada por un taxista del futuro, y que posteriormente inspiraría otro gran título de la ciencia ficción, la muy conocida El Quinto Elemento, que contó por cierto con el propio Giraud-Moebius como diseñador.

El propio O’Bannon se encargó de la segunda historia, quizá la mejor, que aúna un avión accidentado en la 2ª Guerra Mundial con el cine de zombies, en la que los dos pilotos supervivientes de una batalla aérea se enfrentan a sus compañeros, convertidos en muertos vivientes.

Richard Corben, es otro gran autor que gozaba de gran prestigio (sobre todo en los 70 y 80) dentro del género fantástico. Aquí, el se encarga de la siguiente historia protagonizada por una de sus creaciones más celebres, Den, una especie de Conan que en su época obtuvo mucho éxito.

Las dos siguientes historias se sitúan en el espacio, en el primer caso, más humorístico, se nos narra un viaje de dos extraterrestres algo pasados (aficionados a tomar ciertas sustancias), pese a estar detrás de ella un buen autor como Bernie Wrightson, no es una de las historias que yo resaltaría, pero es interesante pues introduce a uno de sus personajes más conocidos el capitan Stern.

Finalmente, quizá la historia más celebrada (o al menos la más conocida) es en la que protagoniza la heroína Taarna, la guerrera que aparece en el cartel de la película. Esta mujer, herótica y guerrera, es la única superviviente de su raza. Aquí la esfera maldita cuenta com lucha por liberar a su pueblo de los Tarak, un peligroso invasor. Aunque los resultados no cumplen las expectativas, aquí el trabajo de animación, con la utilización de técnicas similares al rotoscopio, es de lo más interesante. Sobre todo si te gusta o estás estudiando animación, bien seguro le encontrarás eso que la hace tan especial.

En lo musical es bastante notable, y uno de los aspectos que impulsaron su popularidad (aparte del atrevimiento de sus historias), aunque no necesariamente hace honor al título si que encontramos temas de grupos de sonido más rockero o metalero, como Black SabbathBlue Oyster Cult o Journey o Cheap Trick; pero también se incluyen bandas que nada tienen que ver con el rock como Devo. No obstante, el film cuenta con un notable score propio a cargo del prolífico Elmer Bernstein.

Un título que hizo historia.

Los más jóvenes diran que, vaya mierda de animación o que dibujos más… es evidente que el nivel técnico ofrecido en las producciones de hoy en día en muy superirior. Pero es gracias a películas de animación cómo esta, realizada en los años ochenta, hoy día podemos disfrutar de un cine de animación de ciencia ficción de calidad y destinado a un público adulto. El atrevimiento por parte de sus autores en ese momento abrió camino!

Cómo anécdota contaros que más de 1000 dibujantes trabajaron simultáneamente en 5 ciudades diferentes para adaptar la popular revista de cómic para adultos de mismo título. Y que además no se usó ni una sola computadora para realizar esta pequeña hazaña técnica, convertida ya hoy día, en película de culto. Definitivamente si puedes hacerte con ella, mírala!

¿Lo puntúas? ¿Bien o Mal?

Veteran

Escrito por Alex Homs

Fan de los Minions y otros animalejos. De pequeño soñaba con crear videojuegos pero he acabado escribiendo sobre ellos cuando me dejan. Bloggero viajante, Star Wars, WT. Acabando una carrera que empecé y se quedó en eso... empezada.

Comments

Deja un comentario

Cargando…

0

Comments

0 comments

Vida colorida con videojuegos GamesBX2

La dama del caballo